Lo que el viento se llevó…..

Era una mañana de Sábado cualquiera, hacia el mediodía recibimos una llamada para ir a un taller a retirar un vehículo. Se trataba de un monovolumen que, al parecer, no se iba a reparar, y el cliente quería llevárselo a su campo, por Calpe. El monovolumen presentaba desperfectos en la parte delantera, y en la parte…